OPINIÓN

OPINIÓN · 22.05.2019
Crítica musical de Mario Vázquez sobre el álbum del grupo The Lion´s Roar
OPINIÓN · 12.05.2019
Opinión sobre el disco del grupo español Pereza, por Mario Vázquez.

OPINIÓN · 21.02.2019
Segunda parte del artículo El mundo en caos de Juan Vázquez Rojo: "Con la crisis económica del 2008 comienza una lucha entre élites ante una recomposición del poder nacional e internacional, además de la ya mencionada crisis de las clases medias. En consecuencia, con la crisis de legitimidad, las certezas, vínculos, perspectivas de futuro y prosperidad que imperaban en el sentido común dejan de operar..."
OPINIÓN · 21.02.2019
Artículo de opinión escrito por Juan Vázquez Rojo: "Con la descomposición del orden mundial que estructuró el sistema-mundo desde la década de los cuarenta hasta la actualidad, se evaporan también las certezas y los mapas que teníamos para entender lo que nos rodea: la realidad nos supera..."

OPINIÓN · 30.01.2019
Anaïs Egea reseña la trilogía de Bruna Husky, de la escritora Rosa Montero.
OPINIÓN · 30.07.2018
Delfín creado por Silvia J. Medel para el segundo número de Torpedo, Distopías: es el futuro, amigo.

OPINIÓN · 23.05.2018
No sé de dónde había salido, pero un día, como un pájaro herido, apareció junto a el capitán. A ninguno nos sorprendió demasiado, a fin de cuentas, así habíamos llegado todos, animales rotos, al submarino.
OPINIÓN · 23.05.2018
Aunque estos días en blanco podría dedicarlos a descansar, he evitado estar en mi camarote. Allí me asfixio y siento que estoy a punto de volverme loca, como en aquella celda en la que pasé 2739 días, siete años y medio para acabar pronto.

OPINIÓN · 08.05.2018
Era la hora. Llevaba un rato en la sala de reuniones, caminando en paralelo a esa larga y estrecha mesa en la que la tripulación se reunía de vez en cuando para discutir las claves de nuestro devenir. Hoy era uno de esos días.
OPINIÓN · 27.04.2018
Carlitos Michavila. Su nombre resonaba incesante en mi cabeza acompasado por el ritmo ancestral del propio submarino. Y digo ancestral porque me parecía la voz misma del mar, a veces suave, clandestina como el tacto de una mantarraya rozando la barriga metálica de nuestra nave, y otras, furiosa como un leviatán a punto de hacernos pedazos.

Mostrar más