Qué es TORPEDO

El 21 de febrero de 2018 comenzó la andadura de la Revista Torpedo, publicación periódica que abarca desde la poesía, el relato, el microrrelato, el ensayo hasta la ilustración, la fotografía e incluso el teatro (todo cabe).

 

Somos un pequeño colectivo de gente joven (filólogos, economistas, historiadores, actrices y diseñadores, cada cual dedicándose a lo que puede) apasionados por una visión crítica de la cultura y presos del deseo de crear un espacio para la reflexión, la pausa y el disfrute. Puedes saber más sobre cada una de las personas que integran Torpedo en la sección Tripulación. Es importante señalar que cada tripulante tiene dos identidades: la del mundo real y la de su trasunto submarino. El único que tiene una identidad única es el capitán, porque ha sido creado por toda la tripulación y, por lo tanto, no es nadie y es todos. 

 

Aparte, en cada número recibimos colaboraciones de artistas externos, nuestros polizones. Así, entendemos cada número trimestral como un viaje y cada uno de los textos que lo integran como un billete de acceso a una nueva aventura. 

 

Torpedo somos nosotros pero, sobre todo, es lo que hacemos. Lo que hacemos, fundamentalmente, es literatura hilvanada con otras artes. Y eso, al fin y al cabo, es una cosa un poco rara en este mundo en que vivimos. Así que nos gusta pensar que hemos creado un universo submarino y dimos forma a esa fantasía mediante una metáfora: somos la tripulación del único submarino de la flota de Andorra  y vivimos dentro de dicha nave (el Ramallets 2666) en el lago Engolasters. Como no hay nada que hacer (Andorra no se decide a declarar la guerra) y somos una tripulación bastante incompetente, con el objetivo de hacer algo con nuestro tiempo, el capitán (guerrero, alcohólico, sensible, melancólico y escritor de haikus) nos ha instado a fundar una revista literaria. Para contextualizar este universo hemos hilvanado un manifiesto fundacional que os añadimos en la sección EL RAMALLETS 2666.
 

Torpedo nace en el cruce entre ese universo submarino y la ilusión de varios jóvenes que siempre quisieron tener una revista.

 

Por todo esto, dentro de Torpedo existen dos bloques diferentes:

 

- El primero, una REVISTA TRIMESTRAL con una temática previamente elegida. En cada número realizamos una Llamada a filas, es decir, invitamos a potenciales polizones a colaborar enviando textos, fotografías e ilustraciones que estén relacionadas (más o menos) con un tema concreto. El número trimestral se edita, diseña y maqueta como una revista al uso y está previsto que, en un futuro, sea publicada también en papel. Los textos que componen la revista pueden leerse de dos maneras: al modo tradicional (NÚMEROS) o sueltos en función del género literario (SECCIONES). 

 

- El segundo se compone de textos breves con que actualizamos el contenido de la revista mientras se gesta el número trimestral. Se trata de reseñas, entrevistas, vídeos, textos breves... que incluimos en la sección COMUNICACIONES CON EL SUBMARINO. Destacamos, dentro de este apartado, nuestra querida y extravagante “bitácora”, cajita de relatos mínimos, textos sueltos y entrecruzados, una especie de novela a varias manos en que se narra la historia del Ramallets 2666. Cada tripulante tiene voz y cuenta sus andanzas dentro del submarino. En otras palabras, cada uno de los editores de Torpedo tiene un personaje que irá explicando, en primera persona, los trapos (sucios o limpios pero siempre mojados) del sumergible. Se puede leer de forma cronológica, desordenada o siguiendo el hilo de uno de los personajes. Quien así lo desee, puede leerla a modo de sitcom subacuática.

 

Vamos, que Torpedo es un viaje, iniciado con adolescente entusiasmo, en que nuestra escotilla se mantiene siempre abierta a todo tipo de colaboraciones.

 

“Un cetáceo de plomo se intuye bajo el agua, parece la sombra de un nubarrón, un tímido periscopio barre en trescientos sesenta grados la superficie: es la Revista Torpedo.”


te puede interesar...