· 

Narcosis sima

Yo no puedo hablar

de los recovecos de la mente enferma

no puedo hablar

de los límites que salta

carrera de obstáculos

descenso a la fosa del ego

donde hay pureza

en la perversión

 

no puedo hablar

de la mielina tornándose niebla

las ideas como disparos

un puñal sobre el suelo

no puedo hablar

 

no puedo hablar

porque he visto

 

la espiral descendente

el tajo en la dermis el tiempo

el tajo en el corazón de la célula

que nos vuelve humanos

 

no puedo hablar

porque he visto

 

las nuevas simas corruptas

al Mal anidando en las costuras

y expandiéndose hasta dejar desnuda

a la criatura del vórtice último

aborto vegetal de petróleo y muerte

 

está dentro pugnando

intentando nacer

revolviendo entrañas

latiendo rojo y sangre

muy profundo

 

no puedo hablar porque he visto

pero sé

y las palabras son escasas y densas

pero sé

que hay tipos de locura

que no son interruptor

ni mala suerte

sino dominó de decisiones

 

porque he visto

que somos la carcasa y la presa

el depredador que se doma

una carrera que se torna caída

el ala de un avión segando cabezas

y un piloto que tal vez

sea a quien amaste

que tal vez

seas tú mismo

que tal vez

seas tú mismo