· 

Vigía

No te lo puedo explicar porque habita en lo profundo

en recovecos de vastas extensiones

succionando aire succionando agua

un agujero negro vomitando arena

remolinos de materia

sedimentando en mi esternón

 

es mirar por la borda en la baranda

en el vómito y el azote del mareo

en tu tormenta personal que nadie escucha

 

es las vueltas y espirales

es sentir el iceberg hundiendo

sus zarpas en las tripas del navío

y es sobre todo un grito mudo

un nos hundimos

un la muerte

Nietzsche

mientras la tripulación toma margaritas

bañador blanco sonrisa luminosa

bailemos un foxtrot

la vida son dos días

que queremos pasar durmiendo

 

No te lo puedo explicar

 

Pero sí puedo decirte

que es un movimiento entrópico

que convierte al adulto en niño

y en expedición maldita al crucero

 

Porque no es un hecho es un contraste

y es una definición falaz

que convierte al vigía en la tormenta.

Escribir comentario

Comentarios: 0