· 

Diabulus Ex Machina


tamara serrano poesia gabriel piñero fotografia diabolus ex machina
Imagen de Gabriel Piñero

Son las marionetas de un teatro que no cesa;

como el rayo,

violento torpedo, efímero halo que

de brillante luz, ilumina una estancia

aquella de la que brota tedio, oscuridad y pobreza

como la imagen de una flor deshojada en primavera.

 

Son los cuerpos que aletean

por liberarse de una prisión artificial

creada por y para el viviente

por desatar en frenesí el espíritu

aquel de cuyo verdugo son el odio y el temor

y es que han sido -y serán- alumbrados en opresión.

 

Son la herencia de una historia corrupta,

de la sinrazón,

germen que de la alienación brota;

almas perdidas consumidas por la inexistencia,

por la más absoluta nada.

Ahora, ¿en qué se convertirán?

 

Pasente.

Preturo.

Fusado.

 

Aunque todo se confunde,

nada se altera.

Aunque todo transcurre,

nada se transforma.

Aunque existen,

nadie siente.

 

Nadie vive.


Escribir comentario

Comentarios: 0