NARVALES

EL TORPEDO



hermanos alquezar torpedo cuento
Imagen por Rodrigo Arahuetes

Lámparas de araña. Originales del siglo xix, con cristal de Bohemia, en excelente estado de conservación.

 

Mmmh… «Bohemia» es lo de los jov…

 

El antiguo imperio austrohúngaro. La actual República Checa.

 

Ah. La república, sí.

 

Pertenecieron al conde Styka. Iluminaban el salón principal de su castillo en Alba Iulia, al pie de los Cárpatos

 

Mmh... Los Cárpatros… ¿Y son muy caras?

 

Son piezas únicas que

 

Sí, sí, pero ¿valen mucho?

 

Mucho.

 

Ah. Bueno, si vienen de los Crápratos, no sé, puede que nos interesen… Creo que a mamá le gustarían unas lámparas de los Cálpatros. ¿Tú qué dices, cariño?

 

Las lámparas de araña están… demodé.

 

Sí, tienes razón. Verá, las lámparas de araña están demodé. Nosotros lo que queremos es comprar una antigüedad…

 

Algo vintage.

 


 

Gracias, cariño. Sí, algo vintage, pero no tan antiguo, ¿me entiende?

 

Creo que no.

 

—¿De qué siglo dijo que eran?

 

Del diecinueve.

 

A eso me refiero. Antigüedades no tan antiguas, ¿sabe? Vintage… pero más de ahora.

Creo que ya le sigo. De hecho, si no me equivoco, lo que tenemos a continuación puede que se acerque más a lo que necesitan. ¿Qué les parece?

 

—¿Qué es esto?

 

Es un torpedo.

 

—¿Un torpedo?

 

Un torpedo.

 

—¿Un torpedo de torpedear?

 

Un torpedo de torpedear.

 

—¡Un torpedo!

 

Un torpedo original de la Guerra Civil.

 

—¿Española?

 

Española.

 

—¿De qué bando?

 

Del nacional, por supuesto.

 

—¡Oh, claro, claro!

 

Fabricación alemana. Manufacturado en 1935 en Kiel por la Krupp y traído a España a finales del 36 en la operación Úrsula. Está en un excelente estado de conservación.

 

Mmmh… No sé, no sé… No tenemos estanque donde meterlo, ¿sabe?

 

Pero tendrán jardín…

Claro.

 

—¡Póngalo en el jardín!

 

Sí, no es mala idea. Junto a la pérgola. Mi abuelo coleccionaba armas también. Pistolas, rifles, espadas antigüedades. ¿Tú qué dices, cariño?

 

Coleccionar armas no es muy… trendy.

 

Sí, tienes razón. Verá, coleccionar armas no es muy trendy. No sé yo si somos gente de las de coleccionar armas, ¿sabe?

 

Ah, pero todavía no les he contado lo mejor. No se trata simplemente de comprar un arma.

 

Ah.

 

No es un arma cualquiera, tiene algo especial.

 

Oh.

 

Este torpedo no está desactivado.

 

—¿Y eso qué quiere decir?

 

Que todavía puede estallar. De hecho, puede explosionar en cualquier momento.

 

—¡Oh!

 

Poseerlo conlleva el riesgo continuo de que explote, estarían ustedes en peligro de muerte permanente.

 

—¡OH!

 

Ustedes y sus visitas podrán experimentar la sensación de peligro inminente, totalmente impredecible, en todo momento. En cenas, recepciones…

 

—¡Y brunchs! Muy interesante, sí señor, muy interesante. Mi tío compró una vez un tigre, ¿sabe? Estaba amaestrado y él podía acariciarlo y pasearlo por el jardín con una correa extensible, de las de perro. Estaba amaestrado, sí, pero en cualquier momento se le podían cruzar los cables y arrancarle la cabeza a mi tío de un zarpazo… Interesante el torpedo, sí señor. ¿Tú qué dices, cariño?

 

Edgy.

 

Edgy… ¡y vintage! Y ¿es caro?

 

—¡Carísimo!

 

Bien, bien De momento estaríamos potencialmente interesados en el torpedo. 

Incluído en el Torpedo Nº1: Iniciación a la Literatura Submarina.

Febrero de 2018.



TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR...