· 

Stevie Ray Vaughan Live at Montreux 1982 and 1985

No me considero un nostálgico a nivel musical, ya lo sabéis, pero antes se hacían mejores discos en directo. Soy muy fan de esta clase de discos y tengo que decir que la magia que había antaño en esta clase de grabaciones se ha perdido. Tal vez el esfuerzo que había que hacer antes a nivel tecnológico, hacía que esto se tomase muy en serio y se llevasen a cabo varias grabaciones de conciertos, luego elegir la mejor versión de cada uno, etc. Además, esta clase de grabaciones han captado momentos históricos, como aquel suicidio en pleno “Child in time” Made in Japan o el grito indignado de “Judas” a Bob Dylan cuando éste enchufó su guitarra eléctrica en sus inicios. Un purista, sin duda, que pensó que cuando Bob se electrificaba estaba vendiéndose, haciéndose accesible a todo el mundo, saliéndose del camino marcado en su cabeza.

 

Algo muy similar pasó en el Festival de Jazz de Montreux cuando invitaron a Stevie Ray Vaughan. Stevie viene de Dallas, Texas, y aprendió a tocar la guitarra siendo un niño, inspirado por su hermano y por guitarristas de raíces blues, lo que lo llevó a desarrollar un estilo muy de “la caverna”, pero al mismo tiempo con una pulsión verdaderamente enérgica más al estilo de Hendrix (este e rollo se denomina electric blues, por si da más pistas). Pues bien, siendo Stevie Ray aún desconocido y teniendo un grupo, Double Trouble, con el que se dedicaban a este blues tan básico, fue convidado en el 82’ al Festival de Jazz de Montreux como primer invitado que hacía algo diferente a puro jazz, para ira de mucha gente. De hecho, puedes oír los abucheos de estos catetos al final de cada canción. Es curioso escuchar las grabaciones de su vuelta por el festival en el 85’, convertido en ídolo, en el que el aplauso es apabullante. Montreux 82’ fue el despegue de una carrera que le llevó a tocar con sus ídolos guitarrísticos o grabar canciones con Bowie (casi todo el Let´s Dance).

 

Cuando a Dylan le gritaron Judas, se dio la vuelta y le dijo a la banda “play it fucking loud”. Stevie tocó fucking loud desde el minuto 1, fue a reventar. Solo hay que ver cómo se consume su cigarro en al boca sin que se de ni cuenta, hasta ponerte incómodo. Claro, es uno de mis guitarristas favoritos. Y claro, podría pasarme el día habland…

 


Escribir comentario

Comentarios: 0